galeria fotos catolicas

sábado, 19 de diciembre de 2009

los tres pastorcitos


Un ángel que se identificó como el ángel de la Paz se le apareció primero a los tres pastorcitos de Fátima; ellos fueron preparados por el, antes de las apariciones que iban a ocurrir un año mas tarde.
Los tres niños eran Lucía Do Santos de 9 años, y sus primos Francisco y Jacinta Marto, de 8 y seis años respectivamente.
El día 13 de Mayo de 1917, Nuestra Señora la Virgen María se apareció a los tres pastorcitos por primera vez, estas apariciones sucedieron el día 13 de cada mes y continuaron durante los ocho meses consecutivos.
Nuestra Señora le pidió a los niños que rezaran el Rosario y que hicieran reparaciones por los pobres pecadores.
Ellos recibieron una visión del infierno y en la ultima aparición la Virgen se identifico como Nuestra Señora del Rosario, habían mas de 70.000 en el día de la ultima aparición en Octubre 13 de 1917, sucedió un gran milagro del sol y muchas personas se convirtieron y recibieron sanaciones.




Nuestra Señora de Fátima pidió que se construyera una iglesia en el sitio de las apariciones.


El mensaje de Fátima es el mensaje para para este siglo, nos llama al Arrepentimiento, la Penitencia, la Conversión y la Devoción al Inmaculado Corazón de María.


La Virgen hizo varias profecías, incluyendo un mensaje secreto el cual es guardado en el Vaticano.


Hay ahora una gran basílica en Fátima, Portugal, donde millones de personas vienen anualmente a pagarle tributo a Nuestra Madre Celestial y a pedir su intercesión ante su Hijo.


La Hermana Lucía vive todavía, y Ella recibió mensajes mas adelante de Nuestra Señora, uno que es la Devoción de los Cinco Primeros Sábados durante cinco meses continuos en reparación por las ofensas cometidas en contra de su Inmaculado Corazón.
Los secretos


Los secretos como los reveló la hermana Lucía en 1942 fueron:


Una visión de la realidad del infierno, acompañada por este mensaje de
Nuestra Señora:


1) "Ustedes han visto el infierno donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarles, Dios desea establecer en el mundo devoción a mi Inmaculado Corazón."


2) "La Primera Guerra mundial terminara pronto. Sin embargo, si la humanidad no deja de ofender a Dios, otra guerra peor surgirá en el Reino del Papa Pío XI. Cuando ustedes vean una noche iluminada por una luz desconocida, sepan que éste es el gran signo que Dios les da, porque el va a castigar el mundo por sus crímenes a través de las guerras, el hambre, la persecución de la Iglesia y del Santo Padre. Para impedir esto, Yo vendré a pedir la consagración de Rusia a my Inmaculado Corazón y la comunión de reparación de los Primeros Sábados.


Si mi petición es acatada, Rusia se convertirá, y habrá paz. Si no, Rusia transmitirá sus errores a través del mundo, promoviendo guerras y la persecución de la Iglesia; los buenos serán martirizados, el Santo Padre tendrá que sufrir mucho, varias naciones serán aniquiladas; en el final mi Inmaculado Corazón triunfará. El santo Padre consagrara Rusia a mi la cual se convertirá, y algún tiempo de paz se le dará al mundo."


3) El tercer secreto fue revelado solamente a los papas después de 1960. Se creía que contenía predicciones apocalípticas y causó mucho interés a todos los fieles de Fátima.


El día trece de Mayo del 2000, el día de la canonización de los dos pastorcitos Jacinta y Francisco, el Cardenal Angelo Sodano reveló con autorización del Santo Padre Juan Pablo II que el secreto estaba relacionado con la visión de un atento de asesinato a un Obispo vestido de blanco quien reza por todos los fieles, quien también fue recientemente confirmado por la Hermana Lucia, como el Santo Padre.
Mientras el se acerca con grandes esfuerzos hacia la cruz, en medio de cadáveres de aquellos que murieron mártires (Obispos, sacerdotes, hombres y mujeres religiosas y también muchas personas seglares), el también cae al suelo, aparentemente muerto por causa de un disparo.


Después del atentado de asesinato del 13 de Mayo de 1981, le pareció muy evidente a su Santidad el Papa Juan Pablo II que fue “la mano maternal de la Virgen María la que guío la dirección de la bala”, permitiendo sobreviviera este atentado contra su vida.


El mensaje de Fátima confirma el amor maternal y el interés de nuestra Madre Celestial, quien desea la salvación de todos sus hijos. “La insistente invitación de María Santísima a la penitencia no es nada mas que su preocupación maternal por el destino de la familia humana, en necesidad de conversión y perdón” (Papa Juan Pablo II, Mensaje para 1997, Día Mundial de los enfermos).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada